Evita que tu cachorro muerda y rompa

Evita que tu cachorro muerda y rompa

Tener un nuevo cachorro significa la llegada de mucha alegría y diversión al hogar, sobre todo para los más chiquitos. Pero con toda esa felicidad también vendrán bastantes dolores de cabeza, por eso sería bueno que tomaras algunos de nuestros consejos

Consejos

1- Mantén a tu perro bien ejercitado. Los paseos diarios y la hora del juego son importantes para la salud y la felicidad de tu cachorro y los llevará a un mejor comportamiento con menos ladrido y mordidas. Juega a que traiga la pelota en tu sala de estar. Invita a algún amigo y a su perro para que se conozcan en el parque para correr y tu cachorro libere el exceso de energía.

2- Dale juguetes o huesos para que los rompa y para ayudarle a aliviar el dolor de sus nuevos dientes. Tu cachorro probablemente esté experimentando algo de dolor al ir perdiendo sus dientes de leche. Existen huesos y juguetes específicos que se les pueden dar para ayudarlo durante esta etapa. El cuero comprimido y juguetes flexibles para romper funcionan bien.

3- Saca a tu cachorro para que haga sus necesidades cada dos horas más o menos. A veces, un cachorro ladrará o morderá porque tiene que salir al baño y está intentando comunicártelo. Presta mucha atención a las señales que el cachorro está tratando de darte. Cuando comience a ladrar o morderte, lleva al cachorro afuera para que haga sus necesidades y ver si eso ayuda.

4- Intenta usar cubos de hielo. Lo frío y crujiente de los cubos de hielo prestan alivio durante la muda de dientes. Algunos juguetes para esta etapa están diseñados para ponerse en el congelador antes de que se los des a morder al cachorro. Intenta estos juguetes de hule e incluso poniendo yogur en las charolas de hielos para darle un toque especial.

5- Disciplina al cachorro cuando ladre o te muerda para que sepa quién está a cargo. Esto no significa que debes pegarle al perro, pero llevándolo a su jaula para que se calme o detenerlo en una posición dominante para que sepa quién es el líder de la manada.

6- Asegúrate de que el cachorro esté bien descansado. Para un cachorro de cuatro meses las siestas frecuentes son necesarias. Después de una hora de juego tu cachorro dormirá por otras dos por la mañana y dos por la tarde. Coloca al cachorro en su jaula para que descanse.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.